Buscan replantear la agenda de género en la comuna de La Serena
Aseguran que la llegada del coronavirus afectó aún más la desigualdad social y económica de diversas mujeres.

La crisis sanitaria afecta a un gran porcentaje de mujeres actualmente desempleadas, quienes  ya antes del COVID-19 tenían un trabajo precarizado. Las especialistas señalan que se relaciona con la fragilidad que otorgan los trabajos esporádicos, principalmente a los trabajos relacionados a los cuidados domésticos no remunerados y ligados al comercio ambulante y ventas de alimentos de manera informal. La idea es de alguna manera abrir el debate, ya que “muchas  mujeres han quedado sin trabajo, otras han tenido que aprender a realizar teletrabajo en espacios que no están adecuados para esto e intentando complementar esta nueva forma de trabajar, que ya es difícil, con el cuidado de hijos e hijas y los quehaceres del hogar. Con ello han aumentado el estrés, la ansiedad, el miedo e incertidumbre, lo que ha llevado a perjudicar la salud mental de  mujeres de diversas edades y condiciones socioeconómicas. Todavía existe en los hogares chilenos poca corresponsabilidad familiar, no sólo de los padres, sino que también de la familia completa la cual descansa casi en su totalidad en la mujer”, explicó Priscila Rojas, trabajadora social encargada Sección Mujer y Equidad de Género del municipio serenense.

Concuerda con ello la socióloga, Daniela Tirado, ya que “la pandemia que estamos viviendo a nivel  mundial agudizó las brechas de género existentes. De acuerdo a nuestro quehacer institucional, contamos con información diagnósticos respectos a problemáticas de género  que nos entregan nuestras usuarias”. Agregó además que “también es preocupante que las mujeres tampoco se estén realizando el  examen PAP” producto de las medidas de confinamiento. Según la Corporación Miles (2020) un 24% de las personas necesitaban realizarse el examen del PAP y, de ellas, incluso, el 85% finalmente no pudo realizárselo; esto puede repercutir gravemente en la salud de las mujeres a la hora de poder detectar tempranamente el cáncer cérvico uterino.

14__adc2237

REPLANTEAR LA AGENDA DE GÉNERO

Para permitir una transversalidad en la solución de todos estos problemas que ha traído consigo la pandemia proponen replantear la agenda de género, comenzando desde la capital regional. Algunos de  ejemplos de medidas con enfoque de género es incluir  toallas higiénicas en las cajas de víveres de primera necesidad, fortalecer la entrega de métodos anticonceptivos en los consultorios incluida la atención sanitaria prenatal y postnatal. En el lugar de trabajo facilitar la flexibilidad, promover las corresponsabilidades de cuidado. Es decir, prestar especial atención y apoyo a la salud física - mental de los y las trabajadoras,  en particular  a la violencia de género durante los periodos de posibles cuarentena.