Intensifican fiscalización a vendedores ilegales del centro de La Serena
Carabineros junto al municipio mantendrá estos operativos de forma permanente a fin de ordenar y recuperar las calles ante el aumento desmedido de esta situación. Asimismo confirmó que próximamente empezarán a operar 15 guardias en la zona céntrica.

Recogiendo los reiterados reclamos de vecinos y locatarios del centro de la ciudad, personal de Carabineros y del municipio fiscalizaron a quienes ejercen el comercio ilegal en las calles principales del Casco Histórico, con el fin de hacer valer la ordenanza vigente y de paso recuperar la calle para los transeúntes, retirándolos desde Cordovez donde estaban instalados en mayor cantidad y un aumento sustantivo.

“Habíamos logrado controlar el comercio medianamente, pero debido a la contingencia esto se desbordó, entonces Carabineros estaba abocado a combatir la delincuencia, por eso, en el fondo, ellos (vendedores ilegales) se aprovecharon. Había gente que iba a marcar los espacios, hay otros que cobran, entonces perdónenme, lamento profundamente que se molesten conmigo, pero las leyes hay que hacerlas cumplir”, expresó el alcalde Roberto Jacob, quien además acogió el permanente llamado de la comunidad para intervenir en esta situación.

“Lo está pidiendo la gente todos los días y por los medios de comunicación que el centro de la Serena estaba agonizando y todos reclaman. Tomamos la decisión de que esto no puede continuar. Hay 54 ambulantes autorizados por el municipio, pero tenemos una gran cantidad de ilegales que ni siquiera son de La Serena. Algunos vienen en grandes camionetas a vender verduras, frutas y repartir un montón de cosas, tampoco es gente humilde, son grandes mafias que están repartiendo mercadería que no pagan impuestos, no dejan caminar por la calle y aparte de eso, ha habido manifestaciones de violencia entre ellos mismos y hasta acuchillados. Mi obligación es ponerle atajo a esto, haré todos los esfuerzos correspondientes, yo sé que solo no lo puedo lograr pero sí con Carabineros”, precisó el jefe comunal, agregando que contratarán 15 guardias que estarán permanentemente en el centro.

Respecto a quienes venden verduras, Jacob explicó que han tenido un acercamiento para que se puedan establecer en un lugar fijo y puedan vender sin problemas sus productos. “Conversé con ellas, que son 10 o 12 personas, para poner una especie de mercadito para que vendan, no tengo ningún problema con quienes quieran formalizarse y prestarles apoyo, ya que la gente no puede vivir eternamente en la calle. Cuando veo la voluntad

 

de esas personas entonces digo ok, si ellos están en condiciones yo los ayudaré a formalizar y así con cualquiera de los que venga”.