Sencillo gesto llenó de alegría a niños de Quebrada de Talca
Usuarios del Programa Calle de la Municipalidad de La Serena les llevaron juguetes de madera confeccionados por ellos mismos en lo que fue no sólo un regalo que disfrutaron los pequeños, sino también un poco del verdadero sentido de la Navidad

Una hermosa actividad se vivió en el Jardín Infantil "Chispita de Oro" de Quebrada de Talca, cerrando el taller de juguetes de madera que construyeron personas en situación de calle, usuarios del Programa Calle del municipio de La Serena que se ejecuta en convenio con el Ministerio de Desarrollo Social. La alegría de los niños fue inmediata y llenó de satisfacción y orgullo a quienes fabricaron estos juguetes, que también volvieron a su niñez, en lo que fue el regreso el verdadero sentido de la Navidad; regalar amor.

 

“Es lindo, me gusta su cola y que se hace para atrás y adelante cuando me muevo. Estoy contenta. Gracias”, dijo la pequeña Malanie Zepeda mientras jugaba feliz sobre uno de los caballitos balancín que desde ahora alegrarán muchos más sus días. 

 

Luis Aránguiz fue uno de los que llevó en sus manos los regalos y recibió el aplauso de los niños apenas asomó en el jardín. “Sentí emoción, me sentí contento, hice la cocina, los caballos, no sabía hacerlo pero es fácil, es cosa de tener ganas y dedicación. Los niños quedaron felices igual que mis compañeros que trabajaron en esto. Voy a seguir todo el rato”, dijo.

 

Francisco Trigo es otra de las personas de calle que fabricó los juguetes y que se llenó de satisfacción al ver disfrutar a los menores con algo que puede parecer sencillo, pero que tuvo mucho significado. “Fue como volver a ser niño. A pesar de las dificultades que nos da la vida, nunca pensamos en hacer juguetes para estos angelitos que están creciendo. Verlos jugar ahora, uff... me siento feliz. Esto lo hicimos con nuestras propias manos y nos salió del corazón. Cortar, lijar, pintar... me siento satisfecho. Toda su alegría me la dan a mi ahora”.

 

Y es que ese compartir con los demás es en este caso más valorable por cuanto los que menos tienen, regalaron lo que menos reciben como es el afecto sincero que han ido conociendo en parte, gracias a la labor de los profesionales del municipio que les abrieron las puertas para acogerlos.  “Es un trabajo de inclusión real. Cuando vemos lo que aprendieron, fue emocionante. Es un gran paso para que tengan una ellos no están en la calle por querer y hoy estamos haciendo lo posible para que se puedan reinsertar. En vez de estar todo el día en la calle, quisieron estar en este recinto municipal para trabajar en estos juguetes. Acá tenemos acciones concretas de que es posible cambiar”, destacó el alcalde de La Serena, Roberto Jacob.

 

El Seremi, Herman Osses, conoció también el taller. Las personas en situación de calle son tremendamente solidarios y participativos para colaborar e ir a ayudar a otras personas que se encuentran en desmedro. El gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet ha hecho inclusión a todo nivel. Ellos están en una situación vulnerable y me llena de orgullo”.

 

Y como las buenas acciones siempre traen buenas noticias, Raúl Gutiérrez, Seremi(s) de Desarrollo Social aumentó la alegría de la jornada al ratificar para el próximo año ya están los recursos para firmar el nuevo convenio con el municipio y seguir realizando estas acciones y el trabajo con las personas en situación de calle.

 

“Súper felices con la reacción de los niños, nuestros usuarios lo hicieron con harto cariño y toma mucho sentido la Navidad. Fue volver a cómo era antes donde se valoraban más los juguetes y para ellos fue regresar a una época donde tenían menos problemas y eran más felices junto a sus familias.”, indicó Judith Alfaro, profesional del Programa Calle del municipio serenense.