Municipio entrega treinta contenedores más para la Avenida del Mar
En diciembre se instalaron cerca de 40 contenedores plásticos, sumando ahora con los nuevos un total de 70. El llamado es a cuidar el entorno y no romper los que se repusieron.

-         

La llegada de miles de turistas que a diario disfrutan de la Avenida del Mar, ha obligado al municipio a incrementar la instalación de basureros. A los 40 ya instalados antes de comenzar el verano, se suman treinta más, sin considerar los que semanalmente se deben reponer, producto de los robos y la rotura de los mismos.

Así lo señaló Pedro Valencia, encargado de la sección de Aseo del municipio, “el municipio comenzó las labores de mitigación por el arribo de turistas en el mes de diciembre. Se instaló un bueno número, tal es así que cada 50 metros hay un contenedor. Sin embargo y debido al gran número de visitantes, por instrucciones expresas del alcalde Roberto Jacob, hoy haremos entrega de otros 30 para que sean instalados, sin considerar los quince que tuvimos que reponer, principalmente porque fueron robados”, puntualizó.

Por otra parte, Valencia indicó que las cuadrillas de aseo, se encuentran realizando sus labores, tanto en el paseo peatonal, como en la ciclovía y la calle, desde muy tempranas horas. Situación que fue confirmada por turistas, nacionales y extranjeros. “En la mañana siempre salgo a trotar y encuentro a la gente de limpieza, lo que es muy positivo, a la tarde surge el problema, pero todos los esfuerzos son buenos”, manifestó Alfredo proveniente de la provincia de Mendoza, Argentina. 

Misma apreciación es compartida por Carlos, de Santiago, quien calificó de “fantástica esta medida que adoptaron, hace dos días que llegamos a La Serena y me encontré con una ciudad maravillosa y si bien no tenemos nada que decir de la limpieza, estas medidas que adoptan mejoran ese aspecto”.

El llamado que realiza el municipio es a cuidar el entorno, no sólo del borde costero sino de toda la comuna, considerando además que La Serena se ha caracterizado por ser una ciudad limpia.