Comuneros agrícolas de La Serena vencen analfabetismo digital
comuneros

Vecinos de la localidad Quebrada de Talca obtuvieron certificación otorgada por el Departamento Municipal de Turismo, junto Dirección de Biblioteca de Archivos y Museos (Dibam) mediante el programa BiblioRedes. No les importó las largas distancias que debieron recorrer día a día desde sus hogares hasta la sede social de su comunidad para asistir a su primer curso básico que los acercaría a enfrentar un temor desconocido para muchos de ellos, como lo era el uso de un computador. “Tal vez suene algo ridículo para quienes viven en la ciudad, pero yo que vivo en el campo y que veo a mis nietos en la ciudad usar esos aparatos, el sólo tener que tocar el “mouse” me aterraba porque no sabía cómo poder controlarlo, se me iba de un lado a otro la flechita en la pantalla. Ahora con este curso ya no me pasa eso, ahora me siento motivada a conocer más cosas que desde ahora puedo ubicar en Internet”, explicó aún emocionada durante la ceremonia de certificación Bernarda Pereira, secretaria de la Comunidad Agrícola Quebrada de Talca, y además una de los onces beneficiados con este curso gratuito.

Los beneficios inmediatos sin duda serán el comienzo de una nueva etapa en la era digital de esta localidad ubicada a unos 25 kilómetros de la ciudad de La Serena. De este modo, tanto dirigentes como vecinos interesados en el desarrollo del Turismo Rural en este sector contarán con una nueva herramienta que les abrirá un nuevo mundo al conocimiento a través de la tecnología digital. “Ellos son el mejor ejemplo de que nunca es tarde para seguir aprendiendo, sólo necesitaban el apoyo porque las ganas siempre la tuvieron y la tienen para seguir adelante”, destacó Ana Bahamondes, jefa Departamento de Turismo Municipalidad de La Serena.

Mientras que “en el ámbito de la información digital, el curso les permitió conocer las partes físicas del notebook denominada “Hardware” y sus programas internos denominados “software”, destacando además las nociones básicas del sistema “Word”. Asimismo, adquirieron conocimientos en Internet, creando sus propias cuentas de correo electrónico, y conociendo una variada gama de acciones que se pueden realizar en este medio”, especificó Denise Pualuán, relatora del curso.

“La mayoría somos adultos mayores, pero también nos sentimos jóvenes y capaces de realizar este objetivo porque lo que queremos es relacionarnos mejor. La mayoría somos dirigentes en nuestros sectores y esta es una herramienta que no teníamos en nuestras manos para comenzar a comunicarnos con el mundo moderno. Como gente de la ruralidad esta es una herramienta útil y no podemos quedarnos al margen como analfabetos digitales. Lo logramos con el apoyo y la paciencia de todos ustedes”, destacó Lino González, uno de los comuneros más antiguos de esta localidad.