Geenpeace recibió campaña La Serena Limpia Tarea de Todos
greenpeace

Tras una amena conversación con este oficial de ultramar acerca del objetivo del "Tour Esperanza Chile 2015”, explicó que la emblemática embarcación seguirá su viaje al puerto Valparaíso y luego hacia la Patagonia para surcar Cabo de Hornos con rumbo a Sudáfrica. “Este es el barco emblema de Greenpeace y como su nombre lo dice, representa la esperanza para la protección de una serie de causas medioambientales. Quiero enviarle un abrazo fraterno a toda su tripulación, en especial al periodista Renato Hernández, quien fue nuestro contacto con el municipio en este maravilloso encuentro, por su trabajo de resguardar la Biodiversidad marina en los océanos de nuestro planeta. Saludos cordiales desde La Serena - Chile, les deseamos el mayor de los éxitos y que tengan bonito viaje muchachos”, fueron los deseos del jefe comunal serenense, Roberto Jacob.

“Acá nos encontramos en lo que sería la sala de esparcimiento de la nave. Este es un barco “Ice Class” equipado para navegar en hielo. Es un barco de construcción polaca y estuvo en servicio en la marina rusa combatiendo los incendios de las plataformas petroleras de otros barcos. Fue fabricado el año 1984 y adquirido por Greenpeace hace 15 años atrás”, inicia Rizzotti, quien nos ofrece amablemente una sabrosa taza de café mexicano, mientras se prepara a organizar el segundo día de recalada durante su paso por la zona.

“El nombre fue puesto por una votación de los socios que se realizó a través de las páginas web de Greenpeace. Se propusieron varios nombres, y el de Esperanza fue elegido por los socios. Además lleva la esperanza de todos los socios de esa oportunidad que era parar la caza de ballenas porque es un barco muy veloz, y la idea era esa poder alcanzar la flota ballenera y detenerla”.

“Se cumplió la misión, no sólo por las acciones de Greenpeace que era mostrar al mundo lo que se hacía en el Atlántico Sur, sino por la presión política que existió porque cada país era un voto en la Comisión Ballenera. Se fue cambiando el voto hasta que la mayoría de los países dijeron queremos proteger las ballenas, queremos que Japón deje de cazar ballenas con fines científicos, se dice fines científicos, pero que en realidad terminaban en un plato  de comida en algún lugar”. Aclara, sin embargo, que “no nos oponemos a la caza de ballenas con métodos naturales y cuando tiene que ver con una cuestión cultural como es el caso de los “Inuits” en Alaska o en Groenlandia porque es parte de su cultura culinaria. Nos oponemos a la caza por cantidad utilizando como un recurso más de pesca”.

“Este barco viene llegando desde el caribe mexicano. Pero anteriormente venía persiguiendo una plataforma petrolera que quería instalar en Alaska, pero afortunadamente la compañía Shell dio marcha atrás a su proyecto, no sólo por la presión del público sino porque vio que no era rentable la cantidad y calidad de combustible que iban a sacar. Luego seguimos campaña por Canadá, Estados Unidos y el caribe mexicano”.

“Nuestro próximo puerto es Valparaíso, luego iremos a visitar glaciares porque la Campaña Greenpeace Andino y particularmente  Greenpeace en Chile, es una campaña para frenar la destrucción de los glaciares, ese el mensaje para los chilenos. Queremos que se tome conciencia de lo que está ocurriendo aquí”.

“He realizado varias campañas con este barco. Aunque vengo hace poco llegando de Groenlandia e Islandia donde estuve dirigiendo uno de los rompe hielos de la organización. En Greenpeace llevo casi 20 años y como capitán 13 años.  Y qué es lo que me motiva. Fue la posibilidad que tuve como marino mercante de juntar mi profesión de ambientalista con mi profesión de marino mercante. Fue gran oportunidad y es por eso que estoy aquí”.

“En  Greenpeace nuestras acciones están calculadas, por supuesto algunas veces las cosas surgen de manera imprevista como ocurrió con nuestra gente que estuvo arrestada en la cárcel por varios meses en Rusia. A veces ocurren esas situaciones y no fue que no se haya calculado, sino más bien fue una mala pasada donde el gobierno ruso tomó una mala acción con nosotros y de una forma muy violenta”, explica. Además que “Greepeace es una organización completamente independiente de los gobiernos o de empresas y nunca estuvimos proclives a negociar con el gobierno ruso o con las empresas ligadas a la industria del petróleo. Ese tipo de acciones tal vez nos lleva a que nos califiquen que nos arriesgamos, pero no creo que eso sea así. Greenpeace es una organización, tenemos nuestros directores, nuestra gente de campaña, nuestra gente de prensa. Se maneja todo de una  de manera estructural y bien pensado”, asegura.