Cierran antigua laguna de patos en Parque Pedro de Valdivia
El proceso de recuperación contempla además otros proyectos como nuevas luminarias para el recinto municipal.

 

 

Zona de deporte, zona de picnic y hasta un mini zoológico, forman parte de las nueve hectáreas que componen el Parque Pedro de Valdivia, uno de los principales paseos públicos con los que cuenta la ciudad de La Serena, ubicado a tan sólo dos cuadras de la plaza principal y administrado por el municipio cuyo acceso es completamente gratuito.

 

Dentro del proceso de recuperación de este parque, destaca el esfuerzo por convertirlo en un espacio inclusivo al pavimentar los caminos interiores, construir soleras para las personas con discapacidad visual, una pérgola para descansar, como así también poner el acento en mejorar la calidad de vida de las especies de aves, reptiles y animales que allí habitan, en su mayoría de granja.

 

En tal sentido y por especial encargo del Alcalde Roberto Jacob, tras algunos meses de planificación y ejecución del proceso de desratización, se llevó a cabo el cierre de la antigua laguna de los patos, un tema que la nueva administración tenía como prioritario.

 

Así lo indicó Luis Carlos Robles, quien luego de estar ausente un tiempo, retornó a sus labores como jefe del Departamento de Administración del municipio. “La verdad que hemos realizado muchas cosas por el parque, esa fue una petición expresa del alcalde Roberto Jacob, y la intentamos cumplir a cabalidad. La intención de tapar la laguna siempre estuvo, esperábamos las condiciones ya que cuando comenzaron con los trabajos de la carretera se nos llenó de ratones, por lo que tuvimos que tener mucho cuidado”.

 

Toneladas de tierra y bolones fueron necesarias para tapar la laguna y así mejorar la calidad de vida de las aves. “Gracias a diversas gestiones, conseguimos que una mano solidaria nos prestara la maquinaria necesaria para lograr el objetivo y así lo hicimos. Muchos critican al parque, a los animales, pero el proceso va encaminado, no todo se puede hacer de una. Estamos hablando de un recinto que diariamente recibe entre 500 y 700 personas, duplicándose esta cifra los fines de semana y durante las vacaciones”, señaló Robles

 

 

CONTÍNUAS MEJORAS

 

Por otra parte y como hombre dedicado al deporte, Robles destacó el empastado de la cancha de fútbol que era de tierra. “Ahora contamos con dos canchas empastadas, una de ellas donde se practica rugby, en la cual más de once club hacen uso de nuestras instalaciones. Además tenemos la pista de patinaje con las medidas internacionales requeridas, en definitiva un recinto que hemos querido recuperar y entregar a la comunidad”, sostuvo.

 

En relación a ello, Roberto Castillo, presidente de la Asociación de Rugby La Serena, quien destacó que “nosotros sólo tenemos el recinto del parque para poder entrenar y realizar campeonatos, por lo que el trabajo en conjunto con el municipio es algo que se debe potenciar, entre todos cuidamos la cancha, y en eso es vital que no se realicen otras actividades que destruyan el pasto”, agregando que ellos también ayudaron en el empastado de la cancha dos. “Acá no todo es pedir, sino también colaborar”, puntualizó.

 

Finalmente Luis Carlos Robles señaló que “ahora tenemos que trabajar en el tema de la electricidad para mejorar la iluminación. Hay un proyecto que consiste en instalar alrededor de 50 faroles antiguos en el parque, además de bancas en los senderos”, manifestó Robles, haciendo hincapié en que la base está en reciclar y rescatar la historia y la identidad de la ciudad.